Para todas aquellas personas que no sepan cómo se rige el nudismo en España, deberían estar al tanto de que para poder practicar nudismo en el Estado español no es necesario buscar algún recoveco o algún sitio poco habitado con el fin de esconderse. Ya en estos tiempos ni siquiera es necesario asistir a las zonas o playas donde tradicionalmente se practique el nudismo, ya que cualquier persona que tenga la ley en mano, puede practicar el nudismo en cualquier lugar público.

Aunque algunas autoridades constatan este derecho hay que tener mucho cuidado en el verano, ya que los naturistas corren el riesgo de encontrarse con una cierta variedad de autoridades policiales, los cuales obligan a las personas a tener que vestirse. Incluso si la persona se niega a vestirse podría recibir algún tipo de sanción.

En los últimos veranos se han tomado una cierta de determinaciones ciertamente necesarias para apaciguar las aguas. En algunas zonas los municipios se han encargado de publicar ordenanzas que limitan el nudismo y establecen multas a quienes no respeten dicha orden.

Tanto el Ayuntamiento de Cádiz, Ciutadella (Menorca), El Ejido (Almería) y Las Palmas de Gran Canaria son regulaciones del país las cuales no están de acuerdo con la ley.

Para poder entender el motivo por el cual dichas regulaciones no se ajustan a la ley hay que viajar hacia el año 1978 y a la promulgación de la Constitución. El reconocimiento explícito de la carta magna a la libertad de conciencia, expresión o pensamiento implicaba la invalidez de la norma franquista que incluía al naturismo dentro del delito de escándalo público.

Para más información es necesario recalcar que las autoridades que se encontraban en contra del nudismo han creado una lista de zonas, las cuales son playas en su mayoría, autorizadas para la libre práctica del nudismo. Pero con el paso del tiempo, se desterró definitivamente cualquier huella de delito en la práctica del nudismo y hoy en día, el único escándalo que se tiene permitido, es si alguna pareja mantiene una actitud obscena en pleno público.

 

via